Metodología

metodologia

La visión holística del entorno, la creatividad y el poder de asombro que traen los niños/as. Es un gran aporte al entrar al sistema escolar, se verían con eso asumidos en plenitud y al ser debidamente reconocidos y apoyados, se transformarán en el eje, sobre el cual los niños/as podrían construir su propio proceso de aprendizaje. Por otra parte, el uso de los lenguajes artísticos, permite a los docentes reencontrarse con su propia creatividad y poder usarla libremente en su cotidiana práctica docente. Para ello, se hace más necesario e importante mejorar y activar puentes de diálogo entre la pedagogía y la psicología, asumiendo también los hallazgos de la neurociencia. Esto nos desafiamos a ofrecer propuestas más innovadoras para lograr la construcción de una relación dinámica entre educadores , niños/as, adultos y contextos diversos, donde las experiencias que se promuevan se constituyan en verdaderas oportunidades para que los niños/as sean sujetos activos de su propio proceso de aprendizaje. Ello se podría lograr mediante la implementación de un modelo didáctico que rescate y enfatice la visión holística orientada a la comprensión de la sociedad en la cual están insertos.

Principio de actividad

Se requiere que el niño o niña sea un ser activo que busque su propio crecimiento, protagonista de sus aprendizajes a través de procesos de apropiación, construcción y comunicación, considerando que los niños aprenden actuando, sintiendo y pensando, generando sus propias experiencias de acuerdo a los recursos pedagógicos seleccionados y enfatizados por la educadora.

Principio de libertad

Se requiere que el niño o niña pueda elegir por si mismo lo que necesite aprender, respetando al otro aunque pueda equivocarse percibiendo algo que no sea valioso para él.

Principio de individualidad

Cada niño o niña, independientemente de la etapa de vida y del nivel de desarrollo que se encuentre, es un ser único con características, necesidades, intereses, fortalezas y que cada uno de ellos posee un ritmo de aprendizaje propio.

Principio de relación

Se requiere que los niños y niñas participen de situaciones de aprendizaje que lo preparen para una vida en comunidad, ellos puedan interactuar significativamente con otro niños y adultos, integrándose, vinculando afectivamente sus acciones, creando una fuente de aprendizaje e inicio de su contribución social, Para esta se debe crear ambientes de aprendizajes que favorezcan las relaciones interpersonales, en grupos pequeños y colectivos mayores.

Principio de autonomía

Cada niño y niña debe crear conciencia de que es un sujeto responsable de su hacer, para esto el rol del Educador como adulto responsable debe ofrecer situaciones de aprendizaje donde el niño genere una situación de confianza en sus propias capacidades para enfrentar mayores y nuevos desafíos , fortaleciendo sus potencialidades integralmente, desarrollando la confianza en los niños y que ellos estén conscientes de sus quehaceres y tareas designadas y sean capaces de resolver problemas prácticos que se presente en la vida cotidiana.

Principio de interés

Se requiere de situaciones de aprendizaje de interés para los niños y niñas, situaciones educacionales que favorezcan mejores aprendizajes, considerando las experiencias y conocimientos previos de los niños respondiendo a sus intereses y sea significativo para ellos.

Principio de juego

Crear situaciones de carácter lúdico, situaciones educativas que cumplen alguna función que pueda ser creativa, gozosa, sensitiva, entretenida, interesante, práctica y de libertad. Es decir, que para los niños y niñas sean situaciones de importancia de acuerdo a sus intereses.

Principio de unidad

Cada niño y niña debe ser considerando como ser esencialmente indivisible, por lo que enfrenta todo aprendizaje en forma integral, participando en cada experiencia que se ofrece a los niños.

Principio de bienestar

En este principio implica que la situación educativa debe propiciar que cada niño y niña se sienta plenamente considerando en cuanto a sus necesidades e intereses de protección, efectividad, cognición y protagonismo, generando sentimientos de aceptación, confortabilidad, seguridad y plenitud, junto a la satisfacción por aprender de acuerdo a las situaciones y a sus características personales. Este principio plantea que los niños vayan avanzando paulatina conscientemente en la identificación de aquellas situaciones que les permiten sentirse integralmente bien y en su colaboración en ellas.

Los principios pedagógicos y prácticas de nuestro Jardín Infantil están inspirados en la declaración de los principios que se manifiestan en nuestro Proyecto Educativo. Creemos en la educación como un proceso continuo de acción y reflexión, que permite el aprendizaje. Este aprendizaje se da a partir de experiencias significativas, que deben comprometer al niño y niña en su integralidad: afectiva, sensoria, estética, cognitiva y valores sociales. Las experiencias son abiertas, valoran la incertidumbre, la posibilidad de encontrar nuevos rumbos y nuevas preguntas.

Para comenzar apuntaremos que la educación es un agente socializador, debido a la transmisión cultural, valórica y de conocimientos entre otros. La naturaleza del ser humano está orientada al instinto natural de búsqueda del conocimiento por motivos de subsistencia, es así como se inicia el proceso de aprendizaje.

Ahora veamos que en la educación, como trasmisión de mensaje (tanto formal, familiar, fuera del aula, etc.) evidentemente debiera primar el interés del educando respetando sus requerimientos, necesidades y motivación, para así hacer de este proceso una trasmisión de aprendizaje significativo, aprendiendo todos de todos así caminar siempre hacia delante y atrás cuando fuese necesario y por qué no también hacia los lados si esto nos conduce a un mejor estado. Priorizando una crítica positiva que enfoque nuestro camino, principalmente en las instituciones educativas ya que estas son reproducciones sociales y si dichos conceptos se extendieran tal vez serian mejor las cosas para este mundo del mañana.